El diseño de software: ¿la clave de la adicción al celular?

0
71

Los gigantes tecnológicos se muestran interesados en crear conciencia respecto del uso abusivo de los teléfonos. ¿Cómo son pensados los sistemas que usamos? Opinan filósofos y técnicos.

(Big Think)
(Big Think)

En una entrevista brindada a la cadena CNN a principios de junio de este año (luego de WWDC, la conferencia anual de desarrolladores), el CEO de Apple, Tim Cook, admitió usar demasiado tiempo su smartphone. Detectó este hábito, luego de usar la herramienta Tiempo de pantalla, presente en la nueva actualización del sistema operativo iOS12, que permite a los usuarios saber cuánto tiempo usan el celular.

Tim Cook, CEO de Apple

Tim Cook, CEO de Apple

Por otra parte, a principios de 2018, el diseñador, filósofo y científico social, Joe Edelman, le escribió una carta abierta a Mark Zuckerberg, subida al sitio Medium. Sucedió días después de que el CEO de Facebook dijera que su objetivo número 1 para el año 2018 es que la red social represente un tiempo bien empleado (time well spent) para sus usuarios.

“Cuando una persona pasa horas en el News Feed antes de irse a dormir,  ¿está cultivando el tipo de relaciones sociales en las que Uds. creen?”, le pregunta Edelman a Zuckerberg. Para el filósofo, el tiempo bien empleado y las interacciones con sentido, son temas de valores humanos, en los que servicios como Facebook deberían pensar.

Joe Edelman (Twitter)

Joe Edelman (Twitter)

“Muchos de nosotros nos despertamos sintiendo que nuestro último scrolling de la noche fue una pérdida de tiempo. Eso sucede porque vivir de acuerdo a nuestros valores no sucede automáticamente. Algunos entornos sociales hacen que ser honesto sea más difícil, mientras que otros lo hacen más fácil”, escribe Edelman en la carta.

El concepto de Time Well Spent, hoy devenido en movimiento a través también del Centro para Humanizar la Tecnología (Center for Humane Technology), fue creado en 2013 por Edelman y Tristan Harris, ex Google e ingeniero y diseñador de software especializado en tecnología persuasiva.

“Nuestra sociedad es secuestrada por la tecnología. Lo que comenzó como una carrera para llamar nuestra atención, hoy erosiona los pilares de nuestra sociedad: salud mental, democracia, relaciones sociales y nuestros niños” (Center for Humane Technology)

“Nuestra sociedad es secuestrada por la tecnología. Lo que comenzó como una carrera para llamar nuestra atención, hoy erosiona los pilares de nuestra sociedad: salud mental, democracia, relaciones sociales y nuestros niños” (Center for Humane Technology)

Harris plantea , entre varias ideas, que los gigantes tecnológicos de Silicon Valley están en una carrera (¿o guerra con armas virtuales en forma de IA?) para captar la atención de los usuarios y su bien más preciado: el tiempo.

El diseñador de software, quien tomó visibilidad con su charla TED “¿Qué tecnología podría protegernos mejor de la distracción?”, hace una dura crítica sobre el sistema de notificaciones que gobierna los smartphones.

Compara a los teléfonos celulares con máquinas tragamonedas. El usuario busca una recompensa en forma de notificación: un comentario, un retweet, un like o incluso la actualización de las noticias. Y siempre quiere más.

 Play

En otra de sus charlas TED “¿Cómo un puñado de empresas de tecnología controla un billón de mentes todos los días?” , Harris plantea que la indignación es una manera de captar la atención en las redes sociales. Los usuarios empatizan con otras personas que muestran este sentimiento.

Se pregunta: “Facebook, ¿prefiere mostrar noticias “tranquilas” o indignantes?”. Elegirá la indignación porque llama más la atención de las personas, responde.

Sigue: ¿Qué pasaría si en lugar de compartir este tipo de contenidos, existiera un botón que pregunte “Cuál es la mejor forma de invertir tu tiempo”? En este sentido, el diseñador de software plantea que la tecnología puede ayudarnos a ser mejores humanos.

Tristan Harris (The Atlantic)

Tristan Harris (The Atlantic)

Por su parte, Edelman asegura que la forma en la que vivimos, con cada coyuntura política en el mundo, exige un cambio en la forma en la que se diseñan por ejemplo, los sistemas en los que interactúan humanos en las redes sociales. Asegura que deben aplicarse cambios en el desarrollo de software social, o como él lo llama, “sistema de valores desalineados”.

La mayoría de las plataformas nos alientan a actuar en contra de nuestros valores, establece Edelman. “Usar estas plataformas siguiendo nuestros valores significaría luchar constantemente contra su diseño. A menos que estemos preparados para esa pelea, lamentaremos nuestras elecciones”, señala el filósofo en un artículo.

Tanto Edelman como Harris hablan de diseño de software ético. Los sistemas buscan empatía con sus usuarios, pero ¿lo hacen con responsabilidad? 

Hoy, fabricantes de smartphones y referentes de la industria tecnológica desde Silicon Valley, están comenzando a mostrar interés respecto del uso consciente y menos abusivo de los sistemas y dispositivos.  ¿Es una verdadera muestra de interés en el tema? 

“En general trato de no imaginar que las empresas tienen intenciones singulares o son malas o buenas… La mayoría de las compañías que conozco son realmente complejas e involucran a mucha gente honesta que trata de hacer cosas buenas, que a menudo entran en conflicto con proyectos de otras áreas de la empresa”, responde a Infobae el filósofo Edelman

La importancia del diseño de software en nuestras vidas 

“Antes de construirlo, el software es diseñado. Se definen qué funciones deberá cumplir (diseño funcional), con qué tecnologías se va a implementar (diseño técnico) y también cómo interactuará con los humanos (diseño de interface de usuario)”, explica a Infobae el Licenciado Mario Bolo, Director Adjunto de la carrera de Ingeniería Informática del ITBA (Instituto de Tecnología de Buenos Aires).

Una parte del diseño de software está enfocado en la forma en la que los humanos van a interactuar con el sistema, es decir, en cómo se usa. “Y esto incluye el diseño audiovisual, que es particularmente importante para las aplicaciones móviles y las redes sociales. Apunta a hacer la experiencia del usuario (UX) lo más grata posible. Esto, sin dudas, incide en la empatía del usuario final”, apunta Bolo.

Al pensar en los aspectos filosóficos que plantean Edelman y Harris, ¿es posible pensar en un diseño de software más ético?. “La funcionalidad de un software determinado (es decir, lo que ese software hace o debería hacer) podría considerarse antiética y en tal caso simplemente debería no diseñarse dicho software, pero el proceso de diseño en sí es neutral desde el punto de vista de la ética”, responde Bolo.

Por otro lado, el Ingeniero Andrés Bursztyn, Director de la carrera Ingeniería en Sistemas de Información de UTN Buenos Aires y Vicedecano de la Facultad, expresa: “La tendencia es que, a través de inteligencia artificial y machine learning (aprendizaje de máquina) en el desarrollo de aplicaciones como redes sociales, la interacción sea más natural. Y lo que es positivo, se puede convertir en negativo”.

En este sentido, establece que todas las notificaciones de estos servicios deben ser configurables. “Con el manejo de volúmenes de información, todo lo que escribís o hablas en un chat, por ejemplo, se almacena de forma predeterminada en un servidor. Si queres que no lo almacene, tenes que entrar a la configuraciión y deshabilitar la opción de autoguardado”, aconseja.

Nuestras conversaciones se almacenan de forma predeterminada en los servidores de algunos servicios de tecnología (Istock)

Nuestras conversaciones se almacenan de forma predeterminada en los servidores de algunos servicios de tecnología (Istock)

Entonces, según establece, hoy el diseño de software se orienta al al comportamiento natural humano. ¿Puede ser éste la clave de la adicción al smartphone?

“El ser humano tiene una tendencia a convertir determinadas acciones en adicción. Hoy el diseño de software de las redes sociales no se desarrolla solo con técnicos. Intervienen sociólogos, filósofos, psicólogos y hasta psiquiatras. Claro que no buscan la adicción, quieren ayudar al confort del usuario en definitiva”.

En definitiva, el usuario debe apelar al autocontrol. Las empresas, por su parte, están comenzando a generar funciones por defecto, configurables, que ayuden al usuario a tomar, en principio, control del uso del smartphone. Muchos se asombtrarán, como Tim Cook.

Hábitos poco saludables

(Shutterstock)

(Shutterstock)

En la Argentina existen 39,9 millones de usuarios únicos de teléfonos celulares, según un estudio de Mobile Regional Insights, elaborado por la Mobile Marketing Association. De acuerdo a un estudio de Deloitte, la primera actividad del día del 28% de los argentinos que poseen un celular, es mirar su dispositivo. El 11% lo hace más de 200 veces por día.

El científico argentino, experto en cronobiología, explica a Infobae: “Las pantallas de la mayoría de los aparatos que usamos (celulares, tablets, notebooks, televisor) tiene LEDs que emiten luz de una longitud de onda (luz) de color alrededor del verde-azul que, casualmente, es la que más estimula al reloj biológico”.

Continúa: “En otras palabras, esta luz le está diciendo al reloj que es de día, retrasando sus agujas y el horario del cuerpo. Esto facilita el seguir despiertos hasta más tarde, con el problema de que se acortan las horas de sueño, lo cual trae obvias consecuencias (estar somnolientos, de mal humor, más propensos a accidentes y a enfermedades)”.

Según Golombek, lo ideal sería no tener ningún contacto con pantallas por la noche, “ni llevarlas con nosotros al dormitorio para poder resistir a la tentación”, finaliza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here