Inicio DEPORTE El español Fernando Alonso se coronó en Le Mans, la carrera más...

El español Fernando Alonso se coronó en Le Mans, la carrera más importante del mundo

0
68

Además, la escudería Toyota Gazoo Racing ganó por primera vez la tradicional competencia de resistencia. El equipo del argentino, “Pechito” López, segundo.

Fernando Alonso
Fernando Alonso

(Enviado especial a Le Mans, Francia) La bandera a cuadros cae sobre la tarde gris y terminan las 24 Horas de Le Mans, la mítica carrera de resistencia -para máquinas, para pilotos- que se desarrolla durante un día seguido en el histórico autódromo de La Sarthe.

En el borde de la pista, en la zona del paddok y en los boxes, los integrantes del Toyota Gazoo Racing celebran. Hay mesura japonesa en festejo, pero la alegría es evidente: es la primera vez que el equipo de automovilismo deportivo de la automotriz japonesa gana la competencia.

El TS050 Híbrido con el número 8 en la puerta cruza la línea de llegada con el japonés Kazuki Nakajima al volante. Abajo, español Fernando Alonso, debutante absoluto en esta pista y estrella del equipo, y el suizo Sébastien Buemi, los otros integrantes del equipo, se abrazan. Y hay también sonrisas en el otro team Toyota, el del auto 7, también protagonista total de la competencia y segundo en el podio. En ese auto corrieron el argentino José Luis “Pechito” López, el inglés Mike Conway y el japonés Kamui Kobayashi, que conduce en el tramo final. Si bien al final hubo un minuto y medio de diferencia, el duelo entre los dos autos del constructor nipón fue tremendo: 24 horas de puja si descanso.

Hubo también bastante de “pica” deportiva entre “Pechito” y Alonso, que saltaron a la pista juntos en esta competencia donde los pilotos rotan cada dos o tres horas, según la estrategia de carrera. En el primer tramo entre ambos el argentino fue mejor, pero luego, ya de madrugada, el asturiano fue recortando con gran maestría el minuto y medio de ventaja que le llevaba el otro equipo Toyota. Una verdadera lección de confianza y manejo.

Días antes se había hablado de que Alonso no había caído bien en el equipo y López salió a desmentirlo. “Es un gran campeón, pero también una persona corriente, buena y amable”, le dijo el cordobés al diario As de España. “Nos llevamos bárbaro, hablamos mucho de fútbol y el Mundial. Cada tanto me recuerda los cinco que nos metieron”, le aseguró entre risas “Pechito” a Infobae en la previa de la competencia.

Conway, López y Kobayashi, segundos en Le Mans 2018

Conway, López y Kobayashi, segundos en Le Mans 2018

Así, Alonso, bicampeón de Fórmula 1 con Renault y ahora piloto McLaren (séptimo en lo que va del año, sin triunfos), quedó a un paso de conseguir la soñada Triple Corona. O sea, bandera a cuadros en el Gran Premio de F1 de Mónaco (ya la ganó), las 500 Millas de Indianápolis (corrió el año pasado, pero no terminó) y Le Mans. Toyota, en tanto, se quedó con la histórica carrera por primera vez, luego de que Porsche y Audi, las otras dos grandes marcas que solían venir a competir a esta coqueta ciudad a 200 kilómetros de París, se “bajaran” de la competencia.

A nadie se le ocurre dudar: para las más de 250.000 personas que llegaron a Le Mans y para millones de amantes de los “fierros” en todo el planeta, esta es la carrera más importante del mundo. Se corre desde 1923 y pertenece al Campeonato Mundial de Resistencia (World Endurance Championship, WEC), que tiene otras competencias emblemáticas, como Silverstone, Sebring y Fuji.

La largada:

 Play

“Pechito” en la previa

El viernes, en la presentación formal del equipo, en un evento en el que también estuvo presente Infobae, el piloto había definido a esta competencia como la más importante de su carrera deportiva, aunque también dijo que sería “muy difícil, no va a ser un Le Mans fácil”. “La noche es complicada, al menos así fue en la clasificación. Es complicado hacer vueltas limpias y cuesta distinguir los autos de cada categoría. Es mucha demanda para el piloto, pero a la vez es lindo, hay que disfrutarlo. Es mi segundo Le Mans [el año pasado se accidentó y no terminó], hace un año y medio que estoy en la categoría. De nada sirve estar excitado porque todo puede pasar. Como equipo, lo sabemos. Hay que cuidar el auto porque sufre mucho, al menos hasta la madrugada del domingo, donde se puede empezar a imponer el ritmo”, agregó. Esta vez no pudo ser, habrá revancha el año próximo.

López, en la noche de Le Mans

López, en la noche de Le Mans

“Pechito”, que nació en Río Cuarto, Córdoba, en 1983, tiene títulos locales en TC2000 (2008 y 2009), Súper TC2000 (2012) y TopRace (2012). Luego, a nivel internacional, se consagró en la Copa Mundial de Turismos (World Touring Car Cup, o WTCC), en 2014, 2015 y 2016. Así llegó al WEC.

Una carrera con mucha historia

Este año, Le Mans unificó sus dos categorías principales: Le Mans Prototype 1 (LMP1), con los equipos oficiales de las marcas, y LMP2, con prototipos similares, pero manejados por pilotos no profesionales. Toyota fue la única marca sobreviviente de LMP1, y además con autos híbridos (con dos motores: uno de combustión y otro eléctrico que recibe carga del primero y del calor que disipan los frenos). Hay otras dos: GTE Pro, con autos de calle preparados que conducen pilotos profesionales, y GTE AM, con pilotos amateurs.

Todos en la misma pista, de día y de noche; diferentes autos, distintas potencias. Todos contra todos a ver quién recorre más distancia en un día completo de carrera.Por eso tanta mística a la hora de participar de esta competencia.

Antes de la largada, show

Antes de la largada, show

Mientras Alonso festejaba arrojando champagne desde el podio -aquí también nació ese tipo de celebración espumante, con el piloto Dan Gurney, en 1967-, López sonreía, satisfecho con su rendimiento aunque no haya podido alcanzar a Froilán González, el único argentino en coronarse en este circuito, en 1954.

Hay mil historias y leyendas sobre esta carrera. Algunas, trágicas. Aquí, en 1955 y con Juan Manuel Fangio en pista, el Mercedes Benz de Pierre Levegh se estrelló contra una tribuna y provocó 80 muertos. En esta pista hay un récord de velocidad de 405 kilómetros por hora, cuando la recta no tenía chicanas y medía 6 kilómetros, y también un héroe de la pantalla grande, Steve McQueen, quien casi 50 años después de haber protagonizado la película “Le Mans”, sigue siendo un emblema de la carrera. Más acá, Hollywood sigue estando presente: Jackie Chan tiene su propio equipo y el actor, Patrick Dempsey, el doctor Derek Shepher de Grey’s Anatomy, es piloto y dueño del equipo Dempsey-Proton Racing.

 Pechito sobre Alonso: Nos llevamos bárbaro, hablamos mucho de fútbol y el Mundial. Cada tanto me recuerda los 5 que nos metieron

En este 2018, sin embargo, hubo dos protagonistas indiscutidos en esta historia de velocidad, gloria y glamour: Alonso y la japonesa Toyota. El año que viene, continuará: los motores siempre vuelve a rugir en Le Mans.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here