Inicio Curiosidades Abdominales marcados y miembros más viriles: la fiebre por la cirugía plástica...

Abdominales marcados y miembros más viriles: la fiebre por la cirugía plástica masculina

0
11
Un nuevo reporte indica un drástico aumento de las intervenciones entre hombres que buscan mejorar su aspecto físico.

El deseo de verse mejor, en medio de una invasión constante en redes sociales de imágenes de cuerpos definidos y rostros perfectos, lleva a cada vez más hombres a someterse a intervenciones quirúrgicas con la intención de volverse más competitivos en un mundo donde las apariencias parecen reinar sobre otras cualidades.

Un nuevo estudio compartido el miércoles por la Asociación Americana de Cirugía Plástica registró un aumento del 29 por ciento en el número de procedimientos de cirugía plástica realizados entre hombres en el lapso de siete años de 2000 a 2017. Solo durante el año pasado, se realizaron 1.3 millones de intervenciones cosméticas en hombres.

Entre las operaciones más populares entre los hombres se destacan aquellas que pueden ser aplicadas a ambos sexos, como rinoplastías, cirugías de párpados, liposucciones y reducciones de pecho. Pero el quinto lugar es ocupado por los transplantes capilares, asociados a uno de los mayores temores de los hombres, la calvicie.

El estigma que durante muchos años mantuvo a los representantes del “sexo fuerte” alejados de las cirugías plásticas ha ido rápidamente perdiendo fuerza. La obligación auto impuesta a la que se someten personas comunes a parecerse a fisiculturistas o modelos fitness de Instagram los está llevando a tomar medidas extremas como realizarse liposucciones de torso que les permiten tener una cintura más marcada y resaltar los hombros marcados producto de exigentes rutinas como Crossfit o Krav Maga.

Los hombres de mayor edad también se están sometiendo al bisturí y procedimientos anti envejecimiento. Las inyecciones con productos de relleno han aumentado en un 99 por ciento desde el año 2000 mientras que el Botox ha visto un aumento del 400 por ciento.

Entre CEOs y ejecutivos de alto nivel de exposición, los procedimientos más populares se concentran en el rostro. Levantamientos de cuello o párpados son solo algunos de las técnicas usadas para evitar perder competitividad frente a colegas de trabajo más jóvenes.

Los aumentos de pene también se encuentran en alza, mientras que los implantes de pectorales y otras operaciones que permiten “crear” músculos en piernas y brazos son cada vez más populares. Los centros de cirugía plástica diseñados exclusivamente para atraer clientes masculinos, donde los doctores, enfermeros y empleados son exclusivamente hombres, son cada vez más comunes. En vez de arreglos florales y música clásica, los establecimientos ofrecen tragos, noches de póquer y eventos de networking que permiten generar nuevas oportunidades de negocios.

A pesar del marcado aumento del número de intervenciones entre hombres, las mujeres todavía se encuentran muy por delante. En el mismo lapso de 2000 a 2017, el incremento registrado entre las féminas fue del 127 por ciento. Todavía más llamativo resulta que las mujeres representen el 92 por ciento de todas las cirugías plásticas realizadas el año pasado.

Al parecer, la tendencia de los “cuerpos de papá” que parecía haber tomado fuerza durante los últimos años ha perdido tracción, dado que hoy mandan los cuerpos marcados que pueden lucir bien en posteos en redes sociales o aplicaciones para citas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here