Inicio Curiosidades Los oftalmólogos advierten que es importante usar lentes de sol incluso durante...

Los oftalmólogos advierten que es importante usar lentes de sol incluso durante los días nublados

0
82
(Getty Images)

La próxima vez que vayas a la farmacia a comprar protector solar, no te olvides de llevarte también unas gafas de sol. Eso es porque ambos productos funcionan para proteger tu cuerpo de los dañinos rayos ultravioleta del sol.

El uso de gafas de sol para protegerse no debe reservarse a los soleados días de verano, según dice Dianna Seldomridge, vocera de la Academia Estadounidense de Oftalmología y doctora en óptica de la Universidad de Duke. Hay luz ultravioleta en días nublados y durante otras estaciones al año, siempre que es de día. “Es importante proteger tus ojos durante todo el año”, apunta ella.

¿Cuál es el daño? Las cataratas, los tumores y algunos cánceres están directamente relacionados con la exposición a los rayos UV.

Los estadounidenses son, quizás, más conscientes de los riesgos de cáncer de piel por el exceso de sol en la piel sin protección que de los riesgos para el ojo. El proceso subyacente es el mismo, apunta Albert Jun, un oftalmólogo del Johns Hopkins Wilmer Eye Institute. En los tejidos humanos -ya sea en la piel o en el ojo- remarca lo siguiente: “La luz ultravioleta causa estrés oxidativo. Desempeña un papel en el proceso de envejecimiento y en los procesos de la enfermedad”.

Las cataratas ocurren con el envejecimiento normal: el lente de tu ojo se vuelve gradualmente turbio. Eso puede hacer que tu visión se vea borrosa o duplicada, y puede hacer que tengas dificultades para ver de noche. Cuando se producen alteraciones severas de la visión, se puede recomendar una cirugía de cataratas. Más de 3 millones de estadounidenses se someten a la cirugía cada año.

Las cataratas progresan lentamente, dice Jun. “Un hombre de 40 años tendrá alguna evidencia de catarata, pero no afectará a la visión”. El 50 por ciento de los estadounidenses blancos tienen cataratas en sus 70 años. Los hispanos y los afroamericanos tiene prevalencias algo menores: entre el 40 y el 45 por ciento respectivamente, según el Instituto Nacional de Oftalmología.

Así que la edad es el primer factor de riesgo y la investigación ha concluido que la exposición a los rayos UV del sol es otro factor. “La exposición a los rayos ultravioleta aumenta el riesgo de desarrollar cataratas más avanzadas o cataratas a edades más tempranas“, comenta Jun. En otras palabras, es posible que tenga cataratas en sus 40 o 50 años en lugar de sus 70 u 80 años.

Las personas que viven cerca del ecuador o a grandes alturas corren un mayor riesgo. “Hay susceptibilidad regional y susceptibilidad genética“, remarca Jun. Otros factores de riesgo para las cataratas incluyen fumar y diabetes.

Además, algunas pruebas sugieren que la luz ultravioleta tiene más efecto en los ojos en los primeros años de vida, en la infancia y en los 20. El mensaje de salud pública para proteger los ojos del sol es apropiado para todas las edades, pero tal vez debería estar dirigido especialmente a los jóvenes.

Otras afecciones oculares están relacionadas con la exposición a los rayos UV, incluidos los crecimientos no cancerosos conocidos como pingecula y pterygium. El primero es una mancha amarilla o protuberancia en el blanco del ojo, y el último, también conocido como ojo surfero, es un crecimiento carnoso que puede extenderse a la córnea y afectar a la visión. Estos crecimientos están relacionados con la exposición a los rayos UV, así como a la exposición frecuente al polvo y al viento.

La degeneración macular relacionada con la edad se ha asociado con la exposición a los rayos UV, aunque la evidencia de esta relación es más débil. Seldomridge dice que los datos son “muy variados”.

La experta remarca que el daño de la luz solar y sus rayos UV se acumulan. “Es un riesgo de por vida”, comenta ella al tiempo que recomienda que los padres enseñen a sus hijos a usar gafas de sol y sombreros cuando estén en el exterior.

No hay necesidad de comprar lentes de sol caros. Busca tonos que estén etiquetados con protección UV completa o que protejan contra los rayos UVA y UVB, o “UV 400”, lo que significa que bloquea la luz en longitudes de onda de hasta 400 nanómetros (que cubre los rayos UVA y UVB).

Las lentes más oscuras no ofrecen necesariamente más protección. El color de la lente no importa“, comenta Seldomridge, añadiendo que lo que importa es si tienen la etiqueta de protección UV. Las gafas de sol no se desgastan con respecto a la protección UV, a menos que estén dañadas o arañadas.

Sin embargo, piensa en la cobertura. “Les digo a todos mis pacientes: las gafas de sol grandes o las gafas de sol envolventes son las mejores“. Más cobertura significa más protección contra la entrada de luz.

¿Hay alternativas a las gafas de sol? ¿Qué tal una gorra de béisbol? “Una gorra de béisbol brinda cierta protección, pero las gafas de sol son mejores“, comenta Jun. Él aconseja usar gafas de sol cuando estás afuera haciendo trabajo en el jardín. Además de la protección UV, protegerás tus ojos de los desechos arrojados por la podadora o de una rama de un árbol.

Así que ponte tus gafas de sol. No solo por la moda, sino por la salud de tus ojos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here