Carreteras en el cielo

0
53

En trabajos anteriores no hemos referido al número de aeronaves que salen de las fábricas a cubrir servicios en aerolíneas de todo el mundo. En el 2017 la cantidad de aeronaves operando en líneas aéreas alcanzó la cifra de 23 480 aeronaves y se  transportaron a nivel mundial una cantidad de 3.7 billones de pasajeros en 38.7 millones de vuelos.

Todo puede parecer simple y sencillo, pero las mismas deben trasladarse de manera coordinada y controlada a través de las llamadas rutas aéreas que forman una gran telaraña que cubre la totalidad del espacio aéreo del planeta. Esa red de rutas puede compararse con una extensa red de carreteras por donde se mueven miles de aeronaves que diariamente surcan el espacio aéreo.

Pero… ¿Cómo están delimitadas y controladas?

El espacio aéreo mundial está delimitado en diferentes aéreas, muchas veces coinciden con el territorio de los países y son conocidas como FIR o CTA, pero también hay espacios que no pertenecen a países específicos (como las zonas oceánicas), y su control le es asignado a países que tienen costas adyacentes a los mismos y se le agrega la sigla OCA (Oceánica).

Por cada zona de control de tráfico aéreo, bajo el control de determinado país, existen cientos de rutas por la que deben transitar las aeronaves, muchas corren paralelas, otras se entrecruzan. No obstante, están categorizadas como rutas de gran altitud y baja altitud, también conocida como Jet o Victor.

Todas están identificadas por números o combinaciones de números y letras y a estas se les agrega la letra “U” al inicio, que las cataloga como aerovía de gran altitud. Una misma ruta puede ser usada como aerolínea de gran altitud y a su vez puede ser usada como de “baja altitud” e identificarse con ambas nomenclaturas, ejemplo: (UG448 y G448);  a eso se le agregan las intersecciones, el punto donde se cruzan dos o más rutas, los “way points”, que sirven de puntos de referencia para establecer marcaciones.

Un gran número de aeronaves convergen a lo largo de una ruta, por lo que se puede establecer parte de un trayecto como “corredor aéreo”. Esto puede apreciarse sobre el espacio aéreo de Cuba, en la zona de Varadero, por donde transitan una gran parte de las aeronaves que realizan un recorrido entre Norte y Sudamérica.Mapa de aeronáutica de Cuba

Los océanos poseen áreas por donde el tráfico de aeronaves que lo sobrevuelan es muy denso, esto se debe a que es la ruta más corta para atravesarlo. Tal es el caso del Atlántico Norte. También en esa área corre la “Jet Stream”, una corriente de chorro con vientos muy fuertes que corren de América a Europa, en dirección oeste-este. Utilizarla implica un aumento de la velocidad de la aeronave con relación a la superficie terrestre, acorta el tiempo de vuelo y disminuye el consumo de combustible.

En esta área del Atlántico Norte se han creado los conocidos NA Tracks (North Atlantic Tracks) y por ella transitan diariamente, durante el horario nocturno, más de medio millar de aeronaves en rutas de América a Europa, y en horas de la tarde el tráfico es a la inversa.

Las aeronaves que se mueven de América a Europa, aprovechan la corriente de chorro que las beneficia, en cambio cuando se viaja en sentido contrario, esa corriente se convierte en un verdadero problema, por lo que los tracks Europa-América se ubican fuera de la corriente de chorro.

El área donde se establecen los tracks a lo largo del océano, son controladas por los controles de tráfico aéreo de Boston, New York y Gander hasta la mitad del océano, mientras que la porción cercana a Europa es controlada por el Centro de Control de Shanwick, que es una acción coordinada con los centros de Shannon y Gatwick.
Estos centros de ambos lados del océano, tiene la tarea de coordinar de manera ordenada y coordinada, la entrada a los diferentes NA Tracks de los centenares de aeronaves procedentes de diferentes puntos de cada continente. Ya en los NA Tracks, estos controladores se ocupan de que las aeronaves mantengan una altura precisa y a una velocidad igual para todas para evitar acercamientos peligrosos.

El tema, que puede resultar novedoso e interesante para muchos lectores, requiere de un espacio que no nos alcanzaría en un solo artículo, su continuidad que abordaría ¿Cómo las aeronaves se mueven a lo largo de esta gran red de carreteras aéreas? Se las prometo para el próximo número.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here