Thomas Cook descubre un alto nivel de bacterias en el hotel de Egipto

0
58

Un análisis independiente del turoperador descarta dióxido de carbono o salmonelosis.

Aunque no parece probable que fuera la causa de los fallecimientos
  • El análisis independiente encargado por Thomas Cook en el hotel de Egipto señala un alto nivel de bacterias pero el aire estaba limpio
  • Los expertos contratados por el turoperador no pudieron acceder a la habitación de los fallecidos, bajo la custodia de las autoridades
  • Los especialistas creen que el alto nivel de bacterias no aclara la causa de la muerte, que está pendiente del resultado de las autopsias

Thomas Cook Group ha emitido un comunicado en el que informa sobre los resultados del análisis independiente encargado por el turoperador a especialistas en higiene y calidad del aire que han estudiado cada departamento en el Steigenberger Aqua Magic Hotel, en Egipto, tras la muerte el pasado 21 de agosto de la agente Susan Cooper y su esposo John. El análisis determina una alta presencia de bacterias e-coli y estafilococos en los alimentos, mientras la calidad del aire descarta una intoxicación por ese medio. No obstante, esto no parece justificar la causa de la muerte, según los expertos consultados por el grupo, por lo que espera los resultados de las autopsias que están a cargo de las autoridades egipcias.

Como informó HOSTELTUR noticias de turismo en Thomas Cook saca a 300 clientes de un hotel de Egipto tras dos muertes, el turoperador trasladó a todos los clientes del hotel tras la muerte de la agente y su marido, ambos británicos, que se encontraban de vacaciones en el complejo turístico de Hurghada, situada en el Mar Rojo. Susan falleció con fuertes dolores de estómago pocas horas después de que John muriese de un ataque al corazón.

Los test encargados por Thomas Cook cubrieron alimentos, agua y aire, analizando las piscinas, los niveles de monóxido y dióxido de carbono del aire así como una auditoría en profundidad sobre el almacenamiento de los alimentos, su preparación, presentación y el equipamiento utilizado para su tratamiento. Sin embargo, los especialistas contratados por el turoperador no tuvieron acceso que fue ocupada por los Cooper, que ha permanecido bajo el control de las autoridades egipcias que llevan a cabo su propia investigación. Cabe recordar que el propio primer ministro y la ministra de turismo de Egipto se han comprometido a desarrollar un detallado análisis de lo ocurrido, según Egipto analizará cada detalle del hotel donde murió una agente y su marido.

Por el momento, el análisis independiente ha concluido que el aire era limpio en el complejo y las inmediaciones de la habitación, que los niveles de cloro de las piscinas eran normales pero los test sobre alimentos detectaron una gran cantidad de bacterias e-coli y estafilococos, aunque no se ha identificado presencia de salmonella o listeria.

Los resultados preliminares han sido revisados por un experto independiente, el doctor Vanya Gant, consultor y director de la división de Microbiología e Infecciones de la University College London Hospitals NHS Foundation Trust.

El grupo ha trasladado los resultados de su investigación a la familia Cooper a las autoridades egipcias y al grupo alemán Steigenberger Hotels, que tiene un acuerdo de franquicia con el hotel.

Para el grupo, queda claro que algo no funcionó en el hotel en agosto y los “standards del hotel estuvieron por debajo de lo que esperamos de nuestros socios hoteleros”. De hecho señala que eso explica también por qué las valoraciones de los clientes cayeron el mes pasado.

Sin embargo, ni los especialistas contratados por Thomas Cook ni el doctor Vanya Gant consideran que lo detectado hasta ahora pueda explicar las muertes de Susan y John Cooper, por lo que se espera al resultado de las autopsias que están a cargo de las autoridades egipcias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here