El peor vuelo del mundo

0
49

LUFTHANSA OFRECE UN VUELO A LA INDIA, DE 11 HORAS, EN UN AVIÓN PEQUEÑO.

“One mile at a time” es una página de Internet que se dedica a estudiar curiosidades del mundo de la aviación. Pocas como la que publicó este viernes bajo el sugestivo título de “El peor vuelo del mundo”. Usted, como yo, esperaría que ese vuelo fuera ofrecido por una de esas compañías ultra baratas, que no tienen reparos en hacernos pasar un calvario para llegar a nuestros destinos. Pero no, la oferta es nada menos que de Lufthansa. Y, les confieso, el portal probablemente tenga razón: es uno de los vuelos peor concebidos que existan.

Se trata de un vuelo desde Alemania a Pune, en la India. Opera desde 2008. Era el único vuelo sin escalas entre Europa y Pune, al noreste de la India. El vuelo no era operado por la compañía alemana sino por PrivatAir, con aviones de un pasillo.

Decimos “era operado” porque desde este verano es la propia Lufthansa la que ha asumido el servicio, con aviones propios. Pero hay un problema: el aeropuerto de Pune tiene una pista muy corta, de forma que un avión grande no puede operar o, si lo hace, asume un riesgo importante. De forma que ahora Lufthansa opera el vuelo con un Airbus 319.

Este es un avión pequeño, con capacidad para alrededor de 150 pasajeros, aboslutamente incómodo para estas distancias. Pues bien: desde el primero de noviembre, Lufthansa volará desde Frankfurt a Pune con este tipo de aviones, típicamente para vuelos regionales de una o dos horas.
Como el avión no tiene autonomía para tanto recorrido, hará una parada en Bakú, la capital de Azerbaiyan, en el Mar Caspio. Los pasajeros no podrán bajar del avión ni tampoco subirán nuevos pasajeros. Es sólo para repostar combustible.

El insólito y horrendo plan de vuelo es salidas de Frankurt a las 10 de la mañana, escala en Bakú a las 6 de la tarde y llegada a Pune a las 12.50 de la madrugada, ya en el día siguiente. El vuelo de regreso parte a las 2.10 de la madrugada, hace escala a las 6 de la mañana en Bakú y llega a Frankfurt a las 9 de la mañana. Todo en un avión de vuelos regionales.

Algo más de 11 horas en un avión de cabina reducida, con una distancia entre asientos mínima, pensado para vuelos de corto recorrido. Como se imaginan, nada de películas o de otra clase de entretenimiento a bordo porque estos aviones no están preparados. Y ofrecido por una de las grandes de la aviación europea.

No se pierdan el precio por pasar tamaño suplicio: casi 4.000 dólares, en clase business, que en estos aviones equivale a nada. Insólito, como muy bien describe el portal mencionado. Insólito y nunca visto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here