Robo inusual

0
161

Un Bombardier Q-400 de Horizon Air, subsidiaria del grupo Alaska Air, despegó sin autorización del aeropuerto de Seattle-Tacoma en el estado norteamericano de Washington el pasado 10 de agosto.

El avión fue requerido por la torre de control del aeropuerto sin respuesta, por lo que evidenció un robo del avión. Las autoridades fueron puestas en alerta y se envió a un avión caza F-15 para que lo interceptara. Informaciones posteriores confirmaron que la aeronave se precipitó en un lago cerca de la isla Kentron no lejos de Pierce County en el propio estado.

Voceros de Alaska Air informaron que el avión despegó a las 20:00 hora local y se cree que no había ni pasajeros, ni tripulante o persona a bordo. El FBI asumió de inmediato las investigaciones y anunció que entre los restos del avión se encontró el cuerpo del autor del robo, el ciudadano Richard Russell de 29 años residente en Sumner, en el propio estado.

Las pesquisas al personal de tierra del aeropuerto permitieron reconstruir lo ocurrido, se confirmó que luego de concluir su jornada de trabajo, el autor del robo, aun vistiendo su uniforme utilizó un tractor usado para empujar aviones y rotar al Q-400 unos 180º; entonces taxeó la aeronave hacia la pista y despegó sin autorización. El empleado, que aparentemente no poseía licencia de piloto, voló hacia el sur y luego al oeste realizando maniobras peligrosas no apropiadas para ese tipo de avión, minutos antes de precipitarse a tierra. Con el hallazgo e inspección de los restos del avión se confirmó que no había nadie más a bordo. El FBI informó tener en su poder las registradoras de vuelo (cajas negras) y comenzó la obligada investigación por parte del NTSB (National Transport Safety Bureau).

Aún en pleno proceso de investigación, se mostró un video tomado por un aficionado donde se puede observar al Q-400 volando completamente invertido cuando realizó el  “loop” que finalizó con un pase a muy baja altura sobre un lago en el área de Seatlle, en otra parte del video se observó al F-15 de la USAF cerca de la trayectoria del avión.

Las investigaciones continúan en busca de otros posibles móviles, aunque todo quede en una persona que realizó la acción para demostrar sus capacidades de piloto acrobático utilizando una aeronave de pasajeros. ¡Cosa de locos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here