Volkswagen Golf R 2020: sin hibridación, pero más vitaminado

0
59

La octava generación del Volkswagen Golf vendrá acompañada de su inseparable versión deportiva R para competir con el Mercedes-AMG A35.

Mucho ha llovido desde que en abril de 2014 Volkswagen maravilló al público en el Salón de Beijing con un Golf R híbrido de 400 CV. Y si bien es cierto  que aquel concepto no verá todavía la fase de producción, la versión deportiva del modelo alemán llegará más vitaminada.

De hecho, ya se encuentra en una fase inicial de desarrollo y sus creadores se han apresurado a apodarlo “Performance King”, lo cual habla a las claras de sus intenciones, que no serían otras que competir cara a cara con el Mercedes-AMG A35 y sus 306 CV.

La octava generación del Volkswagen Golf

Por tal motivo, es muy probable que el Golf R 2020 estire su potencia hasta los 330 CV, para posicionarse también por encima del más pujante León Cupra de SEAT (con 310 caballos en su versión R).

Sobre el por qué el modelo no alcanzará aún la mágica cifra de los 400, Jost Capito, jefe de la división R de Volkswagen, explicó que obedece a una tendencia del mercado, pues el cliente de este segmento solicita una potencia “en torno a 300 CV y un precio por debajo de los 50.000 euros”.

“Si subes hasta los 400 CV, pierdes el 50 por ciento de las ventas y aumentan los costes de propiedad”, subrayó.
Entretanto, Jürgen Stackmann, miembro del consorcio alemán, añadió que un híbrido “necesita ser asequible y tener una razón ecológica. No es solo rendimiento”.

La octava generación del Volkswagen Golf vendrá acompañada de su inseparable versión deportiva R

Aun así, remarcó que “el rey del rendimiento seguirá siendo un Golf R y el Golf R 8 va a ser fantástico”. Algo que, más allá de la potencia bajo el capó, puede advertirse en los vehículos preserie del Golf que han dejado entrever los rasgos de su diseño, con líneas fieles a su esencia, pero un morro más similar al del VW Polo y faros LED  más afilados.

Asimismo, la zaga incorpora nuevos pilotos traseros y todo parece indicar que llevará un logotipo renovado, con unas letras más finas.

Para rematar, el interior se vislumbra con un toque más tecnológico que refleje el salto en calidad, al montar una gran pantalla central que cambiará de tamaño según el equipamiento, además de incluir un control por voz que le ponga al nivel del Mercedes Clase A.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here