Ford Mustang Shelby GT500, el más potente de su historia

0
144

La emblemática marca estadounidense saca al mercado el más potente de sus autos de calle, el Ford Mustang Shelby GT500, que alcanza con su motor V8 los 771 CV.

Cuando se presentó a inicios de años habían quedado en suspenso las cifras de potencia y par de su motor V8 de 5.2 litros con compresor. Pero ahora las dudas quedan despejadas. Este Ford Mustang es una verdadera bestia inigualable de entre las construidas para rodar en las calles, pues a la potencia de 771 CV (excede en más de 60 CV a la que se esperaba), se le suma un enorme par motor máximo de 847 Nm.

Ford Mustang Shelby GT500

Para el Shelby GT500, firmado por Ford Performance, se proyectó un bloque idéntico al 5.2 litros V8 ‘Voodoo’ atmosférico del GT350, que cuenta con aleación de aluminio, pero para lograr la mayor fuerza se le equipó de un compresor volumétrico Eaton, lo que facilita un aumento de potencia de casi 240 CV con respecto al hermano pequeño, que se conforma con 533 CV y 582 Nm.

Igualmente, se diseñó con la caja de cambios automática de doble embrague y firmada por Tremec, con siete velocidades; la suspensión es una MagneRide de nueva generación con amortiguadores adaptativos y el equipo de frenos lo firma Brembo, con discos delanteros de 420 milímetros.

Ford Mustang Shelby GT500 de frente

Se anuncia capaz de alcanzar de 0 a 100 km/h en unos 3,5 segundos y un cuarto de milla en menos de 11 segundos.
Más potente que otros autos en el mercado

Resulta que el Ford Mustang Shelby GT500 no es solo el más poderoso de la Ford, también compite —y gana en muchas ocasiones— con otras marcas en el mercado, en lo que a potencia se refiere.

Sobrepasa en más de 112 CV al Chevrolet Camaro ZL1 1LE, el cual posee un motor 6.2 litros V8 de 659 CV; excede en 54 CV el poderoso Dodge Challenger Hellcat, que se conforma con 717 CV de su V8 con compresor, y tiene incluso 16 CV más que el Chevrolet Corvette ZR1 de 755 CV.

Chasis del Ford Mustang Shelby GT500

Frente a modelos exóticos también tiene la delantera, al menos en términos de potencia pura: 71 CV más que el Porsche 911 GT2 RS, 51 CV adicionales frente a un Ferrari F8 Tributo y 1 CV más que el Lamborghini Aventador SVJ.

¿A cuáles sí no sobrepasa? los Dodge Challenger Hellcat Redeye, bestia que llega a los 808 CV, y los Demon, de 852 CV.

Interior del Ford Mustang Shelby GT500

Tomado de: www.motorpasion.com