Presidente Danilo Medina dicta Reglamento Régimen Simplificado de Tributación

0
69
  • El Régimen Simplificado de Tributación elimina anticipo y las declaraciones mensuales de ITBIS

El presidente Danilo Medina creó el Reglamento del Régimen Simplificado de Tributación (RST), para beneficiar las personas físicas y jurídicas cuyos ingresos anuales no sobrepasen los 8.7 millones de pesos en ventas.

Igualmente, favorecerá a personas físicas y jurídicas comerciantes cuyas compras anuales no sobrepasen los 40 millones de pesos.

La disposición del Poder Ejecutivo está contenida en el decreto 265-19.

Fue dada a conocer a los medios y los ciudadanos por el portavoz del Gobierno y director general de Comunicación, Roberto Rodríguez Marchena, a través de su cuenta de la red social Twitter: @RodrigMarchena.

El RST determina las obligaciones del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Impuesto a las Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) de las personas físicas y jurídicas conforme a sus ingresos o compras.

¿Quiénes pueden acogerse?

•       Modalidad RST de Ingresos: personas físicas y jurídicas prestadores de servicios, productores de bienes o del sector agropecuario cuyos ingresos anuales no sobrepasen los RD$8,700,000.00 en ventas.

•       Modalidad RST de Compras: personas físicas y jurídicas comerciantes de bienes cuyas compras anuales no sobrepasen los RD$40,000,000.00.

Múltiples beneficios

La medida ofrecerá múltiples beneficios a los contribuyentes, debido a que simplifica de manera significativa los trámites.

Ya no será necesario:

•       Remitir informaciones de compras y ventas

•       Pagar impuestos a sus activos

•       Pagar anticipo

•       Pagar el ISR en una sola cuota

•       Realizar declaraciones mensuales de ITBIS

•       Completar todos los campos requeridos para una declaración ordinaria. Tendremos campos autocompletados, declaración simplificada y aplicación de TET para algunos casos.

El presidente de la República, Danilo Medina, dictó ayer, mediante el decreto 265-1-, el reglamento sobre Régimen Simplificado de Tributación (RST) aplicado a personas físicas y jurídicas cuyos ingresos no sobrepasen los RD$8.7 millones en ventas.

También será de beneficio para personas físicas y jurídicas o comerciantes cuyas compras no sobrepasen los 40 millones durante el año fiscal.

Este régimen entrará en vigor a partir del ejercicio fiscal 2019, aclara el artículo 23 de decreto 265-19. Otra de las disposiciones transitorias establece que los contribuyentes acogidos al Procedimiento Simplificado de Tributación (PST) establecido en el reglamento 758-08 que cumplan con las disipaciones del presente reglamento serán incluidas de oficio por la administración tributaria al RST, pudiendo estos optar por ser excluidos de este régimen en todo momento.

Entre otros beneficios que se establecen para las personas que se acogerán a este sistema está que no tendrán que remitir informaciones de compras de ventas, pagar impuestos a sus activos, pagar anticipos, pagar el ISR en una sola cuota y realizar declaraciones mensuales del Itbis.

No se permitirá el ingreso o permanencia en el RST a aquellos contribuyentes que realicen las siguientes actividades: Constructores de bienes raíces, fabricantes de cigarrillos, combustibles o bebidas alcohólicas.

Aseguradoras, telecomunicaciones, financieros, pensiones o mercado de valores. Productores de espectáculos públicos, administradoras de patrimonios autónomos, incluyendo dichos patrimonios autónomos.

“Tampoco podrá acogerse o permanecer en el régimen establecido por el presente Reglamento el contribuyente respecto del cual se verifique alguna de las siguientes circunstancias: La persona física o jurídica que se esté beneficiando o se encuentre acogido por leyes de incentivo fiscal en materia de ISR e Itbis”, dice el párrafo 1 del articulo 7 del decreto.

Tampoco podrán acogerse a este sistema la persona física o jurídica, así como sus accionistas, con participación accionaria en una o varias sociedades, cuyo límite de ingresos de forma consolidada exceda el tope máximo para acogerse, es decir, tomando en consideración sus ingresos obtenidos por la actividad comercial principal, más las rentas devengadas por cualquier otra actividad o inversión incluyendo los rendimientos provenientes de participación accionarias (se encuentren distribuidos o no).

“Cuando el contribuyente exceda en más de un 5% los ingresos o compras permitidos para acogerse o mantenerse en el régimen, podrá mantenerse siempre que se traten de ingresos extraordinarios por concepto de dividendos, intereses y ganancias de capital debidamente documentados y presentados ante la DGII”, dice el reglamento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here