McLaren Elva 2021 “hibrido”: el viento como motor

0
93

¡Un tirazo! así es el McLaren Elva 2021. El viento, motor invisible que secunda al V8 de 815 CV.  Un nombre que evoca un clásico de la marca, de los años 60.  

Del McLaren Elva solo se producirán 399 unidades, ni una más ni una menos. Por eso, y por su precio, lo más probable es que los comunes mortales lo conoceremos desde aquí, el mundo virtual. Con él, la marca revive el nombre de un éxito de los años 60.

Pero a lo nuestro: McLaren Elva 2021

Este roadster, de una belleza que estremece, pertenece a la gama Ultimate Series, cuya producción es limitada. Es un biplaza, abierto en 360 grados: no tiene ni techo, ni parabrisas, ni ventanillas.  Al Elva hay mirarlo despacio, como se aprecia el arte. Es un ejercicio de seducción, donde la funcionalidad complementa la magnificencia de lo sublime.

Mclaren Elva 2021

Un alarde de funcionalidad aerodinámica

Por eso, el diseño está aerodinámicamente estudiado para que el viento se desvíe por encima de las cabezas de los pasajeros -Active Air Management System, AAMS- mediante un deflector móvil en el paragolpes delantero y un vano de canalización central que desvía la corriente a través del capó.

Ambos elementos hacen que el flujo de aire se eleve 150 mm por encima de la cabina, “dejando una burbuja” en el habitáculo. Detrás de los asientos hay un pequeño alojamiento, cubierto con una tapa rasante hecha de fibra, para colocar el “equipaje”. Luego, puede existir la opción de un parabrisas el cual, sin dudas, lucirá vulgar ante tanta perfección.

El deflector frontal se mantiene retraído a velocidad baja y se extiende automáticamente al acelerar, o bien se puede controlar su posición con un botón. Cuando no está extendido, desvía el aire hacia los radiadores de “baja temperatura”, ubicados detrás de las ruedas delanteras, los cuales ayudan a refrigerar el aire de sobrealimentación y el aceite de la transmisión automática de siete velocidades. Más atrás, el aire es canalizado hacia las entradas de aire posteriores, hacia los dos radiadores del motor.

Mclaren Elva 2021

El fondo del auto es plano y, junto al alerón trasero móvil y el difusor posterior, contribuye a que aumente el apoyo hacia el suelo a alta velocidad, y a mejorar la capacidad de frenada con la función Airbrake, en un despliegue que mucho recuerda lo mejor de aquellos bólidos F-1 de efecto suelo, de los años 80.  En resumen, McLaren exprime a su favor “hasta el último suspiro” del flujo de aire.

McLaren ha empleado de forma intensiva materiales ligeros en la fabricación del Elva. La carrocería monocasco, los asientos y el chasis son de fibra de carbono, logrando las puertas más ligeras fabricadas hasta hoy, en un modelo de producción.

La bestia dentro de la belleza

Bajo tanta sensibilidad y detalle, el infierno se desata incontenible.  Un motor V8 de gasolina, de 4.0 litros y sobrealimentado por un turbo produce unos indomables 815 caballos.  Proviene del Senna y su escape es fabricado de inconel y titanio.  Son materiales ligeros, de bajo coeficiente de resistencia, funcionales a altas temperaturas, usados con frecuencias en deportivos de alto coste y rendimiento.

Además, tiene cigüeñal plano, lubricación por cárter seco, con pistones, árboles de levas y empujadores de válvulas ultraligeros. La tracción, como Dios y la física mandan, es a las ruedas traseras.

Con todo esto disponible se podrá acelerar de 0 a 100 km/h en “menos de tres segundos” –solo eso dice McLaren- y de 0 a 200 km/h en 6,7 segundos, sin tener información este junta letras de su velocidad máxima.

Mclaren Elva 2021

Equipamiento y seguridad

El sistema de frenos, cuenta con discos de tipo carbo-cerámico, de 390 mm de diámetro en el eje delantero y, como novedad, con pinzas fijas fabricadas en titanio. La dirección tiene asistencia electrohidráulica y la suspensión tiene un sistema hidráulico que interconecta los amortiguadores, que son de dureza regulable en tres posiciones: Comfort, Sport y Track. El control electrónico de estabilidad puede ser configurado en tres niveles de control de derrape.

Para nosotros tendremos a bordo una extensa lista de elementos personalizables –en mi caso estaría muy ocupado pilotando este misil- que incluye tapicería de piel o tela Ultrafabric, cinturones de 6 puntos tipo arnés, controles de la dinámica del auto desde la cúpula que cubre la instrumentación y, lo que menos nos ha gustado: la pantalla táctil de 8 pulgadas del sistema multimedia, casi de mal gusto para esta McLaren Elva 2021.

Las llantas de serie son de diez brazos y ultraligeras y montan neumáticos Pirelli P Zero o, sin coste adicional, Pirelli P Zero Corsa, orientados al uso en circuito.

También se puede pedir que la suspensión disponga de una función de elevación para no rozar los bajos en el uso por ciudad.

Un detalle tremendo de McLaren Elva 2021 es la opción de dejar visible el entramado de fibra de carbono, con diferentes tintados para la superficie. Lo mismo ocurre con el interior, con elementos como el suelo, que se puede encargar recubierto de material adherente en algunos puntos o bien tapizado.

Fotos: https://www.motorpoint.com/