El primer vuelo de un avión en La Habana

0
62

El primer vuelo de un avión en La Habana ocurrió hace más de un siglo, en una zona que hoy es parte del municipio Playa. Estuvo volando menos de 3 min a unos 30 m de altura.

El 7 de mayo de 1910, un grupo de unas 50 o 60 personas, entre los que se encontraban periodistas, políticos, banqueros y veteranos de la Guerra de Independencia de Cuba, permanece atento al quehacer de quienes trajinan sobre un artefacto al cual llamaban aeroplano.

El primer vuelo de un avión en La Habana

Están todos en la pista del hipódromo del reparto Almendares, al oeste de La Habana. Ese día no hay carreras de caballos, vuela el primer avión con motor en Cuba. Los espectadores son pocos porque solo es una prueba y el público se enterará luego por la prensa.         

El avión

Se trata de un Voisin, francés, tipo biplano, monoplaza, con motor trasero marca Buchet de 20 HP de potencia. Su estructura es de madera, reforzado con piezas de metal (especialmente la parte que sujeta el motor) y va bien forrado con una tela fuerte que “amarra” toda la estructura.

La Avions Voisin, en esa época, era una fábrica de aviones y automóviles, fundada por Gabriel Voisin al suroeste de París, en 1905. Este Voisin de La Habana, venía con el timón-elevador delante y el de dirección detrás, todavía no había alerones ni timón lateral.

El primer vuelo de un avión en La Habana

El piloto

André Bellot fue un piloto francés, pionero de la aviación mundial. Vino a Cuba contratado por habaneros entusiastas de la aeronáutica. Ya se habían realizado vuelos en otros países latinoamericanos, como México (también con un avión Voisin) y Argentina, ambos antes de mayo, aunque todos en el mismo año 1910.

El primer vuelo de un avión en La Habana

Así, La Habana es el tercer lugar del continente donde vuela un avión. A Bellot lo acompañó otro aviador francés, Grass Belledin, quien hizo labores de mecánico y asistente de vuelo. Tiempo después, André Bellot volvió a La Habana, en 1924, con sus colegas Charles Nunguesser, as de la aviación francesa, y el suizo Maurice Weiss.     

El vuelo

Desde la polvorienta pista de carreras de caballos en el hipódromo del reparto Almendares, alzó el vuelo pilotado por André Bellot, el biplano Voisin para iniciar la Historia de la Aviación en Cuba. Rápidamente se elevó hasta una altura de escasos 30 m, tomó rumbo norte-noroeste y fue descendiendo hasta caer en el Monte Barreto.  

La hazaña duró 2 min y 29 s. El aterrizaje, que más bien fue una caída, prácticamente dejó inhabilitado el biplano. Y es de suponer que un avión de madera y tela tenía que sufrir las penalidades de lo que se llama un “aterrizaje forzoso”.

Fuente: Excelencias Del Motor

Compartir
Artículo anteriorLAS MÁQUINAS TUNELADORAS
Artículo siguientePutin no felicitará al ganador en EEUU hasta que termine el pulso Biden-Trump
Redacción
“Boarding Pass significa pase de abordaje y por eso a través de nuestras cámaras, de nuestra web y nuestras redes sociales, usted no sólo conoce diferentes partes del mundo, sino que también disfruta destinos paradisíacos de la República Dominicana”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here